La autoeliminación colectiva de una identidad

 ©Juan Pablo Vitali

Es curioso pasar ciertos límites. No veo a los inmigrantes senegaleses autodestruyéndose, ni a ningún grupo étnico cultural que no sea la descendencia europea haciendo tal cosa. Hay un límite para la autoconservación y nosotros hemos pasado ese límite. Quizá milenios de cristianismo nos hayan enseñado a flagelarnos, cosa que otros no hacen.

La culpa, el rechazo de sí mismo, todo nos coloca fuera de algo que pueda considerarse propio y nos lleva a al territorio de los demás, que no deben hacer ya ningún esfuerzo por destruir nuestra voluntad. Nos han extirpado el reflejo básico de lo gregario, de lo esencial natural en cualquier grupo. Es evidente que otros lo han conservado.

Las cosas que se dicen y que se piensan resultan increíbles. Decir por ejemplo que tu abuelito no debió venir a América, es decir que fue un error haber nacido. Pero se dice. Disfrazarse y someterse a la denigración, es lo más habitual.

No conozco ni un proyecto comunitario con base en nuestras ideas, ni para hacer dulce. Ya hemos escrito bastante, pero no podemos pasar a los hechos en la más mínima escala, en ninguna cosa práctica. Debemos cambiar de mentalidad. Busquemos unirnos para hacer cosas concretas, más grandes o más pequeñas. No hay otro camino.















Share on Google Plus

About Actas de noviembre

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comments :

Publicar un comentario

Aceptamos y respetamos todas las ideas y argumentos. No se admitirán comentarios ofensivos, expresados con grosería o escritos en apócopes sms