Un adiós que es hasta siempre

Ayer recibimos la tristísima noticia. En Buenos Aires, el maldito virus chino se llevaba a un poeta soberbio y una persona excepcional. Su Libro del Sur me emocionó casi tanto como su amistad. El resto de sus escritos (poesía, ensayística, aforística) están ahí, inéditos en España y esperando que algún editor asuma el reto de publicar la obra de un verdadero maestro espiritual. Ahora, para quienes lo conocimos y tuvimos el privilegio de mantener permanente contacto con él, nace un mito.

Buen viaje, amigo.









**Lealtad**



Pobre el que no ha estado a la sombra de un guerrero.
Pobre el que no ha amado la bandera de su estirpe.
Pobre el que no puede recordar el sacrificio de sus antepasados.
Pobre el que cree que su teoría puede reemplazar a su sangre.
Pobre el que espera un milagro de Dios.
Pobre el que no sabe el valor de la lealtad.
Pobre el que no busca sonidos de eternidad.
Pobre el que no siente arder el sol del lado de adentro de su pecho.
Pobre el que no reconoce el barco hundido, las espadas y los símbolos.
Pobre el que acepta la historia repetida en los libros de estudio.
Pobre el que no puede ver las formas de los dioses, y debe dormir bajo un dios concebido en el desierto.
Pobre el que ha olvidado los tiempos del hielo y de la piedra.
Pobre el que no ha velado las noches de enfermedad de sus abuelos.
Pobre el que no sueña con lobos ni con águilas las noches de luna llena.
Pobre el que no sabe que llegó hasta su sangre por un estrecho laberinto de milenios.
Pobre el que no reconoce las sincronías del destino.
Pobre el que no ha comprendido los tiempos heroicos del suicida y del héroe.
Pobre el que no sabe de qué está hecho el barro bajo sus pies.
Y bienaventurado el que reconoció en su vida el valor sagrado de la lealtad.

Juan Pablo Vitali






Share on Google Plus

About Actas de noviembre

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comments :

Publicar un comentario

Aceptamos y respetamos todas las ideas y argumentos. No se admitirán comentarios ofensivos, expresados con grosería o escritos en apócopes sms