Ser llevador

Ser llevador de lunas y oidor de pardelas y mantener actualizado el censo de nidadas y el padrón de crecientes y menguantes, mediadas y llenas rellenas, de cristal y de resbalo sobre las aguas quietas, y tener los libros al día y que llegue el alcalde y me diga “Este mes tiene usted asentadas veintitrés lunas sin nombre y dos que se llaman Lejos, y el gorgo de seis familias completas de aves de noche, con sus machos y sus hembras y polluelos y polluelas, pero pagar, lo que se dice pagar, no podemos pagarle hasta el mes de Calmo, debido a telarañas en las arcas municipales”, y pensar yo “Caso en la mar ... “, y decirle al tabernero “Anda, Roque, apúntame los vinachos que este mes no toca nómina”, y el tabernero poner cara de ballena calderona mientras suspira hastiado: “Puta política”. Y así las noches, que de los días se encarga el diablo. Digo yo.







Share on Google Plus

About Actas de noviembre

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Aceptamos y respetamos todas las ideas y argumentos. No se admitirán comentarios ofensivos, expresados con grosería o escritos en apócopes sms