Vida privada de los difuntos


Era el peor de los tiempos, eran los peores tiempos. Sabíamos todo sobre el universo pero no sabíamos nada de nosotros mismos; conocíamos todo sobre la naturaleza pero no nos explicábamos el comportamiento de las personas; teníamos perfectamente claro cómo se construye una sociedad basada en la justicia y la felicidad, mas éramos incapaces de concebir la justicia como virtud de nuestra propia infeliz sociedad; podíamos recitar de memoria los derechos de cada individuo, aunque nadie sentía a resguardo sus derechos; las palabras más usadas eran libertad y dignidad, pero ninguno estaba convencido de ser libre ni de tener una vida digna. La ciencia y los avances médicos nos habían convertido en extraordinarios longevos, pero no había ser humano que no sufriera la aterradora angustia de la inmortalidad. Eran los peores tiempos, recuerdo. Yo aún estaba vivo. Sin duda, fue el peor de los tiempos.
Share on Google Plus

About Actas de noviembre

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Aceptamos y respetamos todas las ideas y argumentos. No se admitirán comentarios ofensivos, expresados con grosería o escritos en apócopes sms