La libertad de expresión, a menudo, consiste en decir lo que la gente no quiere oír.
(G. Orwell)

La gran belleza (a la segunda)

De acuerdo, he necesitado dos sesiones para hacerme con ella. Lo reconozco. En la primera ocasión me dejé llevar por la potencia y capacidad excluyente de Fellini y Visconti. Sorrentino no es Fellini. Sorrentino no es Visconti. Ramona no es Angélica Huston y Jep Gambardella no es Gustav Aschenchav (más bien me recuerda a Camilo José Cela con treinta kilos menos).


Nada es lo que parece. Lo que debería ser. Pero La gran belleza es una película capaz de dejarme embobado dos veces. Muchísimo.


Y este menda no es Tadzio ni por el blanco de los ojos

Share on Google Plus

About Actas de noviembre

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Aceptamos y respetamos todas las ideas y argumentos. No se admitirán comentarios ofensivos, expresados con grosería o escritos en apócopes sms