Entradas

El saqueo de Roma

“Como el suelo endurecido por el frío. Como las copas de los árboles. Como las tristes techumbres de las casas. Como la cochambrosa torre romana de vigilancia que había una milla más allá y que habitaban tres soldados que decían pertenecer a la Legio VI Herculea. Se trababa de un padre y dos hijos con los que vivían la esposa de aquel y madre de estos y otras dos mujeres jóvenes. Los hombres llevaban más de un año sin percibir su paga, sin recibir siquiera órdenes. La torre estaba rodeada por una empalizada que sus moradores habían convertido en huerta y corral; allí tenían cerdos, ovejas, gallinas y una vaca”.

Este es el mundo civilizado en el siglo V dC, y así lo traza con unas cuantas pinceladas Pedro Santamaría, mediante su prosa eficaz y evocadora de siempre.

En una época extraordinariamente convulsa, decisiva para el futuro de la civilización, se daba la paradoja —más bien la realidad—, de que la mayoría de las personas podían pasar toda la vida sin ver a más extraños que algún oc…

Guerra y paz - Las 100 peores novelas de la literatura universal

Curso de escritura creativa

Granadinos por el mundo

La doble estructura de "El alma en la piedra"

Los amantes del fin del mundo

El momento populista

El Tortuga

El alma no se apaga

Recuerdos sin palabras

El buen naufragio

La gran oportunidad

El alma en la piedra. Booktube de Marta Querol

La nieve cubrirá todas las cosas

Cuarentena, día 1001

Al burro grande todos los palos

La Voces de Juan Villa

Esas osadías que se escriben sin pensarlas bien, o pensándolas demasiado

Aquellos estos tiempos

El arte de comer lentejas